Llámanos 954 122 462 / 674 59 00 07
L - J: 9:30-13:30 / 16:30-20:30 V: 9:30-17:00
Close
Llámanos 954 122 462 / 674 59 00 07

El vapeo no es cool, o cómo los cigarrillos electrónicos afectan a nuestra salud bucodental

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

 

ecigars2

En vuestro intento por dejar de fumar habréis recurrido más de uno a los cigarrillos electrónicos, pensando que os alejáis de vuestros problemas de salud. Otros os estáis aficionando pensando que son más higiénicos, o por comodidad, o moda.

Sabéis que el tabaco es nefasto para vuestra salud bucodental, pero los cigarrillos electrónicos no son tema baladí, y tienen tantos inconvenientes como el tabaco tradicional.

Empecemos por lo OBVIO ¿Qué es un cigarrillo electrónico o e-cigarrillo?

La  Asociación Española contra el Cáncer lo defide como “un dispositivo con forma de cigarro que dispensa nicotina u otras sustancias cuando son inhalados. Tiene una luz roja en el extremo que pretende simular la brasa y emite humo. Dispone de una cápsula con un filtro con nicotina líquida pura (18 mg.), el equivalente a 15 cigarrillos y funciona con una batería”.

Ya sabemos lo altamente perjudicial y adictiva que es la nicotina, y la mayoría de estos cigarrillos la siguen conteniendo.

También existen e-cigarrilos sin nicotina, pero si bien el líquido que contienen puede ser relativamente inofensivo, el proceso de vaporización puede transformar las moléculas, principalmente propilenglicol y glicerol, en sustancias tóxicas», según palabras Felix Wehrli, profesor de Ciencia Radiológica y Biofísica en la facultad de Medicina de la Universidad de Pensilvania.

La clave está en el “vapeo”… que ya no os debe resultar una palabra tan atractiva como hasta ahora.

¿Cómo afecta a nuestras encías y dientes?

El vapor de los e-cigarrillos es responsable de la muerte de numerosas células de la mucosa oral, lo que conlleva un aumento del riesgo de infecciones.

Porque este vapor no es sólo agua, los compuestos producidos por el calentamiento de los arriba comentados propilenglicol y glicerol se convierten en sustancias tóxicas, a las que están expuestos los tejidos de la boca.

El vapor no es inocuo, por lo que se convierte en una fuente de periodontitis. Capítulo aparte merecen los compuestos químicos de los aromatizantes, que dañan el epitelio gingival y de otras células de la cavidad oral.

Si vais a animaros a buscar alternativas al tabaco como los e-cigarrillos, consultarnos si tenéis dudas. Porque ni los e-hookah, ni los vapeadores, ni el boli ni los mods; ni siquiera las cachimbas, son la mejor opción.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *